Diez hábitos que perjudican la salud y estética de tu piel Reviewed by Momizat on . No usar bloqueador No usar protector solar es el elemento que más contribuye al envejecimiento de la piel. Además, es importante aplicarse bloqueador en otras e No usar bloqueador No usar protector solar es el elemento que más contribuye al envejecimiento de la piel. Además, es importante aplicarse bloqueador en otras e Rating: 0
You Are Here: Home » Belleza » Diez hábitos que perjudican la salud y estética de tu piel

Diez hábitos que perjudican la salud y estética de tu piel

No usar bloqueador

No usar protector solar es el elemento que más contribuye al envejecimiento de la piel. Además, es importante aplicarse bloqueador en otras estaciones del año. La radiación UVB incide en la epidermis y es la responsable de que nos quememos. Pero los UVA suponen el 95% de la radiación que diariamente recibe la piel y son capaces de atravesar nubes y cristales.

piel

Mala alimentación

Se sabe que todo lo que comemos repercute en la salud. De hecho, existen alimentos que fomentan el envejecimiento prematuro del organismo, incluida la piel. Por esa razón, se recomienda evitar el consumo de embutidos, carnes rojas, frituras y azúcar, comiendo en su lugar vegetales de hojas verdes, tomates, ajo y jengibre, nueces y semillas, yogurt y miel.

Fumar y beber alcohol

Estos minimizan el transporte de oxígeno y nutrientes a la piel por parte del organismo, ya que repercuten negativamente en la circulación y microcirculación, haciendo que esta se debilite, pierda el brillo y acelerando la degradación del colágeno y la elastina.

Dormir maquillada

Si la limpieza es pobre o mala, impedirá que la piel respire, favorecerá la aparición de poros obstruidos e impedirá que los tratamientos sean absorbidos correctamente y por tanto, su acción será mínima. Aún así, no se debe exagerar con el uso de exfoliante puesto que ´dejará a la piel desprovista de su capa protectora y alterar en exceso su PH.

No hidratar tu piel o hacerlo con productos equivocados

Ser cauteloso a la hora de escoger un producto puesto que el uso de cremas equivocadas realmente inciden en los problemas de nuestra piel en vez de solucionarlos.

Pensar que tu piel es la misma de hace 10 años

Usar la misma crema por muchos años es un error. De hecho, la piel cambia acorde a la edad y el cuidado en un tiempo menor a los 10 años. Las pieles maduras pierden la capacidad de formar colágeno y ácido hialurónico, razón por las que sus necesidades cambian. Su ciclo de regeneración celular es mucho más lento.

Tener una vida sedentaria

El sedentarismo aumenta los niveles de estrés y ello se traduce en una menor luminosidad, una piel más apagada y menos tersa. Incluso, no está demás recordar que el deporte aumenta la circulación sanguínea, y por tanto la oxigenación de la piel y el transporte de nutrientes.

Dormir poco o mal

Un ensayo clínico realizado en el Hospital Universitario Case Medical Center de Cleveland, en EE UU, demostró que dormir mal aumenta los signos de envejecimiento de la piel y se producen alteraciones de la barrera cutánea o ultravioleta (UV) que es la que impide tanto la pérdida de fluidos corporales como la entrada al organismo de elementos nocivos.

Manipular los granos

Algunas personas tienen la manía de apretar los granos o espinillas que les aparecen en el rostro. El problema es que generalmente estos se infectan con la manipulación dejando marcas en la cara. Si ya no hay solución y el grano ha salido, se debe recurrir a un profesional que puede aplicar sobre él una solución de zinc, mineral con propiedades bactericidas y desecantes.

Tocarte mucho el rostro

Todos los días tocas objetos con bacterias, virus y alérgenos. Es por eso que, si no te lavaste correctamente las manos, mejor no te atrevas a palpar tu rostro, de lo contrario, puedes terminar agravando en acné, dermatitis de contacto o herpes.

Leave a Comment

*

© 2011 Revista Salud y Belleza, desarrollado por guionmultimedia.com

Scroll to top