Bromhidrosis: cuando la enfermedad consiste en oler mal Reviewed by Momizat on . La bromhidrosis es una enfermedad relacionada con las glándulas apocrinas que causa un olor muy desagradable e imposible de disimular. Es importante alejarse de La bromhidrosis es una enfermedad relacionada con las glándulas apocrinas que causa un olor muy desagradable e imposible de disimular. Es importante alejarse de Rating: 0
You Are Here: Home » Salud » Bromhidrosis: cuando la enfermedad consiste en oler mal

Bromhidrosis: cuando la enfermedad consiste en oler mal

  • La bromhidrosis es una enfermedad relacionada con las glándulas apocrinas que causa un olor muy desagradable e imposible de disimular.
  • Es importante alejarse de tóxicos como el alcohol y el tabaco.
  • Se recomienda la depilación, pues el vello contribuye a producir más sudor.

Por-qué-el-sudor-huele-mal

Ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/1947701/0/bromhidrosis/personas/huelen-mal/#xtor=AD-15&xts=467263

Hay gente que huele mal. Y no, no siempre es un problema de higiene. En algunos casos se trata de una enfermedad, la bromhidrosis. Se trata de una patología relacionada con las glándulas apocrinas que causa un olor muy desagradable e imposible de disimular.

No es falta de higiene. Es lo primero que aclara Manuel Fernández, dermatólogo del grupo Pedro Jaén, al hablar de la bromhidrosis, enfermedad que afecta tanto a hombres como a mujeres y que puede ser todo un problema para la autoestima y las relaciones sociales. Se debe acudir a un especialista para que ayude a tener una vida normal sin la preocupación y la incomodidad del mal olor.

Diabetes, enfermedades de tiroides o alteraciones en la glándula suprarrenal pueden causarloSegún explica el experto, la afección es causada por un mal funcionamiento de las glándulas apocrinas, localizadas principalmente en las axilas, los genitales y el pecho. “No se produce más sudor sino que la secreción de estas glándulas tiene ceramidas distintas. Cuando ese sudor entra en contacto con las bacterias que todos tenemos en la piel, la descomposición produce amonio y ácido graso, lo que genera el fuerte olor”, señala el dermatólogo.

Se cree que la bromhidrosis tiene un origen genético, sin embargo, también puede ser causado por algunas otras enfermedades, que deben ser descartadas desde el momento en el que el paciente llega a consulta. “Puede estar siendo generado por causas metabólicas, por ejemplo la diabetes, enfermedades de tiroides, alteraciones en la glándula suprarrenal, entre otras. También hay fármacos que lo producen como algunos antidepresivos”, apunta Manuel Fernández.

Otro factor que contribuye a que el olor se intensifique es el de la alimentación y, según señala el especialista, es importante alejarse de tóxicos como el alcohol y el tabaco, así como de las especias, la cebolla o el ajo.

La bromhidrosis se presentar desde los 15 años y en mujeres suele disminuir tras la menopausiaLa bromhidrosis se puede presentar a partir de los 15 años, edad en la que comienzan a funcionar las glándulas apocrinas y no desaparece nunca, aunque en las mujeres suele disminuir después de la menopausia. Se distingue por el olor característico a sudor pero intensificado de tal forma que no se puede esconder. Lo bueno es que tiene soluciones que no intentan disfrazar el olor, sino acabar con él por completo.

“El paciente debe usar jabones que llevan germicidas en su composición para eliminar las bacterias de la piel y que en definitiva son las que descomponen el sudor. Además, también se recomiendan antibióticos tópicos en lugar de cremas hidratantes”, comenta el experto.

El médico recomiendan la depilación, tanto en hombres como en mujeres, pues el vello contribuye a que haya más producción de sudor. Además, si la persona practica algún deporte, debe optar por un antitranspirante potente y que contenga cloruro de aluminio al 20%.

Casos extremos

En ocasiones, los remedios anteriores no son suficientes. Una de las razones es que la bromhidrosis esté acompañada de hiperhidrosis (exceso de sudor). Si es el caso, el dermatólogo recomienda un tratamiento con toxina botulínica o bótox, para detener la producción de sudor.

Otra opción es la cirugía aunque, como el mismo experto aclara, ésta solo se utiliza cuando el resto de los tratamientos no han dado resultado ya que deja cicatrices y es un tanto agresiva. “Se hace una especie de liposucción justo debajo de la piel y se eliminan las glándulas para que, de esta forma, la persona deje de sudar por completo”, detalla.

Leave a Comment

*

© 2011 Revista Salud y Belleza, desarrollado por guionmultimedia.com

Scroll to top